La indignación ha estado presente estos últimos días entre los usuarios, medios y personalidades del mundo de la moda por la más reciente campaña que ha lanzado Balenciaga, en la cual se ven niños sosteniendo peluches con accesorios BDSM. Aunque no sea la primera de la casa de modas que causa controversia y revuelo, pero, los usuarios confirman que esta sobrepasa los niveles.

El pasado viernes 25 de noviembre la casa de modas presento una demanda contra la productora North Six, Inc. y el escenógrafo Nicholas Des Jardins que fueron los encargados de realizar esta campaña por unos US$ 25,000,000 de dólares.

Sin embargo, los usuarios en las redes sociales expresaron que también la marca es responsable y que solamente quieren limpiarse las manos con todo lo que está pasando.

La casa de modas está buscando una compensación por los daños causados a su imagen y los mismos abogados alegan que se reúnen las pruebas necesarias donde se incluyen imágenes de documentos judiciales sin ningún conocimiento.

Recientemente, la influencer Kim Kardashian expresó por sus redes sociales lo indignada que estaba y que aprecia que la marca pidiera disculpas por su desliz; sin embargo, los usuarios vieron todo esto una falsa, y se aquejaron de  que no está utilizando su plataforma para pedir que se lleven a cabo investigaciones más a fondo sobre esta campaña y si hay alguna red delictiva detrás.